Simplemente Enamorados – Mary Balogh

Las escolares de pulcros uniformes azul marino que caminaban formadas en una ordenada fila de dos en dos por Great Pulteney Street al raudo paso impuesto por una de sus profesoras, la señorita Susanna Osbourne, venían de la Escuela de Niñas de la señorita Martin, sita en la esquina de las cercanas calles Daniel con Sutton, e iban en dirección al Pulteney Bridge y a la ciudad propiamente tal, situada al otro lado del río. Sólo eran doce las niñas que formaban esta fila pues las demás ya se habían marchado a sus casas el día anterior con sus padres, tutores o criados para pasar las vacaciones de verano.

Estas doce alumnas eran las favorecidas con régimen gratuito, mantenidas en la escuela en parte por lo que pagaban las otras y en parte por las generosas donaciones de un benefactor anónimo. Este benefactor había mantenido a flote la escuela en momentos difíciles, cuando la señorita Martin se habría visto obligada a cerrarla por falta de fondos hacía unos años, y le permitía hacer realidad su sueño de ofrecer educación a chicas indigentes, además de a las de familias adineradas. Con los años, la escuela había adquirido la fama de ofrecer buena y amplia educación académica a niñas y jovencitas de todas las clases sociales.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  1.1 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario